Home | Blogs | Foros | Registrate | Consultas | Lunes 21 de octubre de 2019
Usuario   Clave     Olvidé mi clave
     
Ir a la página de inicioIr a los Blogs
Mi Perfil
suletrasmonte
Susana María Cavallero
Monte - Argentina
Soy una mujer de 60 años, vividos al día de hoy 22 de mayo 2015. Me gusta escribir, leer, el café y el sol y el chocolate, el verde y el agua en mares, ríos, lagos y lagunas. Dibujo y pinto. Escribo historias, verdaderas? falsas? toda la vida es una gran comedia y nosotros los humanos grandes actores que jugamos roles diferentes cada día. Pongo aquí mis escritos para que juzguen, critiquen, alaben, odien o amen a mis personajes. Uds. sabrán que calificativo le darán.
Archivo de entradas | Mostrar datosDesplegar
Ocultar datos Noviembre 2012
CUADRADO
Mostrar datos Septiembre 2011
Mostrar datos Julio 2011
Mostrar datos Mayo 2011
Mostrar datos Marzo 2011
Mostrar datos Enero 2011
Mostrar datos Diciembre 2010
Mostrar datos Noviembre 2010
Mostrar datos Octubre 2010
Mostrar datos Septiembre 2010
Mostrar datos Agosto 2010
Mostrar datos Julio 2010
Mostrar datos Junio 2010
Mostrar datos Mayo 2010
Mostrar datos Abril 2010
Mostrar datos Marzo 2010
Mostrar datos Febrero 2010
Mostrar datos Enero 2010
Mostrar datos Diciembre 2009
Mostrar datos Noviembre 2009
Mostrar datos Octubre 2009
Mostrar datos Septiembre 2009
Mostrar datos Agosto 2009
Mostrar datos Julio 2009
Mostrar datos Junio 2009
Mostrar datos Mayo 2009
Mostrar datos Abril 2009
Mostrar datos Marzo 2009
Mostrar datos Febrero 2009
Mostrar datos Enero 2009
Mostrar datos Diciembre 2008
Mostrar datos Noviembre 2008
Mostrar datos Octubre 2008
Mostrar datos Septiembre 2008
Mostrar datos Agosto 2008
Mostrar datos Julio 2008
Mostrar datos Junio 2008
Escuchá Radio De Tango

Últimos comentarios de este Blog

05/06/13 | 20:32: nenaemoxa dice:
que mal lo hisites
03/12/12 | 07:31: Elena A. Navaro (Falta tiempo para tanto decir) dice:
Muy bueno tu texto, sobre todo original, me gustó. Cariños Elena
08/10/11 | 16:16: suletrasmonte dice:
Maria del Carmen Lima: ¿¿Porque doy verguenza? No se preocupe quizá el comentario no le atañe a Ud. Además no se quien es Ud.je je...o es una de los tantos que borró la opción \\\"VOTA ESTE TEXTO\\\"
Vínculos
facebook
El alquimista y las invasiones inglesas El alquimista y las invasiones inglesas


"Dos novelas cortas componen este libro de Jorge. A. Colombo; la primera, El alquimista y las inv... Ampliar

Comprar$ 20.00

Entrá a Radio La Quebrada

suletrasmonte


Aquí mostraré algunos de mis cuentos y /o por que no mis poesías.
Soy una aficcionada sin títulos habilitantes. Me gusta escribir y todas las ramas del arte. Sin cursos ni preparación. Solo ganas de que conozcan mis cuentitos


Escribí un comentarioEscribí tu comentario Enviá este artículoEnvialo a un amigo Votá este artículoVotá este texto CompartirCompartir Texto al 100% Aumentar texto

BIBLIOTECA



 

En la madrugada del 1ª de enero de 2008, el peso de la cultura nos despertó con el estruendo que hizo la biblioteca de un metro de alto por uno treinta de ancho, con cuatro estantes llenos de libros viejos, casi todos de la década del setenta, al desprenderse de la pared en que estaba amurada y cayó sobre sillones y mesita con tapa de vidrio (que resultó ilesa por milagro) y se desparramaron libros heridos por toda la habitación.

En forma curiosa, casi ninguno se destrozó del todo.  Mi marido y yo, miramos el desastre todavía con el corazón al galope por el susto y decidimos que era muy temprano para ocuparnos de la cosa cultural, y como los champagnes y ananá fritz ingeridos la nochevieja todavía nos tenían presos de sus vapores, decidimos seguir durmiendo con la cultura derramada.

Yo me crié en una casa con una biblioteca enorme de pared a pared, de las paredes de las casas antiguas, el dueño era mi tío soltero en esa época y solterón el resto de su vida y gran lector. Una delicia las encuadernaciones de tapas duras y con firuletes en dorado, con sus lomos parejitos, yo no recuerdo si él los ponía por colección  o temas pero era una prolijidad impresionante. Demás está decir que no se podía tocar nada sin permiso.

Luego pasé el resto de mi niñez y adolescencia vendiendo revistas y libros y diarios en el kiosco familiar, Sacábamos el naylón despacito para no romperlo y leíamos, luego como si nada lo envolvíamos otra vez y a vender. Tuve una madre lectora de cuentos infantiles y que nos enseñó a leer y a escribir antes de empezar primer grado. Fue algo muy común en nuestra familia el amor por los libros y los estantes llenos. No había un orden ni determinados autores, ni nada de eso, era por el placer mismo de tener palabra impresa delante de los ojos.

Yo hace muchos años que NO PUEDO COMPRAR LIBROS, por una cuestión de peso (de pesos que no tengo, y los que tengo me hacen falta para sobrevivir) así es que mi biblioteca se convirtió en virtual, no, no es esa la palabra. Itinerante, creo que le viene mejor.

Soy socia de la biblioteca popular municipal del pueblo (con muy buen material y libros top top) y por una módica suma mensual leo hasta el hartazgo todo lo que quiero. Llevo hasta tres libros por mes (cosa que no está permitida) pero como soy asidua concurrente y cumplidora en las entregas, me lo permiten.

Invito libros a mí casa, los hospedo por una temporada y luego los llevo a su hogar público otra vez.  Así es que no me pertenecen, son del mundo. Solo los leo cuidando de no doblar las hojas o que se despegue esa maldita cubierta de plástico transparente que le ponen y los entrego en tiempo y forma.

Estos últimos tiempos he engordado la vetusta biblioteca de casa con una colección de libros de arte (para mi hija estudiante de Bellas Artes) y algunos de historia. También cuando desarmamos la casa de mis padres y hermana muertos, me agencié de viejas colecciones del Séptimo Círculo, y Robin Word y novelas y libros de derecho penal, naval etc. De mi hermana estudiante crónica no recibida de abogado. Una tonelada de papel impreso, viejo y polvoriento que tengo arracimados en un modular.

He perdido muchos libros en los trueques del dos por uno y JAMÁS robé un libro, porque esa teoría de que hay que robar un libro me parece una pavada. Los sábados compro una revista literaria y la comparto con mi tío lector de 84 años que sigue leyendo incansable con un sólo ojo bueno, y las apilo en los estantes de la trastienda del negocio al lado de los paquetes de fideos y las latas de arvejas.  Por donde se mire hay libros,  no sé si son muchos o la casa es chica.  En el estante arriba de la computadora tienen un lugar preferencial mis antologías ganadas honradamente en concursos y mi "maravilloso" primer libro con mis "obras de arte literario".

Susana Cavallero

 

 

 

 

 


Calificación:  Votar Aún no han votado este texto  - Ingresá tu voto

Comentarios de nuestros lectores - Escribí tu comentario
Últimas entradas del mes
29/10 | 16:28 SIN TITULO
24/10 | 21:37 INVOCACIÓN DESAFORTUNADA
14/10 | 16:41 DIA DE LA MADRE
24/10 | 11:42 EL AMANTE
18/10 | 14:29 madres


Radio La Quebrada Radio de Tango Indexarte Escribirte OccidentesEscuchanos
Noticias | Efemérides | Novedades | Biografias | Textos | Audio | Recomendados | Entrevistas | Informes | Agenda | Concursos | Editoriales | Lugares | Actividades | Blogs | Letras de Tango I | Letras de Tango II | Contacto | Boletín
© 2006-2019- www.escribirte.com | Todos los derechos reservados   | Diseño Web | Canales RSSRSS