Home | Blogs | Foros | Registrate | Consultas | Jueves 19 de septiembre de 2019
Usuario   Clave     Olvidé mi clave
     
Ir a la página de inicioIr a los Blogs
Mi Perfil
suletrasmonte
Susana María Cavallero
Monte - Argentina
Soy una mujer de 60 años, vividos al día de hoy 22 de mayo 2015. Me gusta escribir, leer, el café y el sol y el chocolate, el verde y el agua en mares, ríos, lagos y lagunas. Dibujo y pinto. Escribo historias, verdaderas? falsas? toda la vida es una gran comedia y nosotros los humanos grandes actores que jugamos roles diferentes cada día. Pongo aquí mis escritos para que juzguen, critiquen, alaben, odien o amen a mis personajes. Uds. sabrán que calificativo le darán.
Archivo de entradas | Mostrar datosDesplegar
Ocultar datos Noviembre 2012
CUADRADO
Mostrar datos Septiembre 2011
Mostrar datos Julio 2011
Mostrar datos Mayo 2011
Mostrar datos Marzo 2011
Mostrar datos Enero 2011
Mostrar datos Diciembre 2010
Mostrar datos Noviembre 2010
Mostrar datos Octubre 2010
Mostrar datos Septiembre 2010
Mostrar datos Agosto 2010
Mostrar datos Julio 2010
Mostrar datos Junio 2010
Mostrar datos Mayo 2010
Mostrar datos Abril 2010
Mostrar datos Marzo 2010
Mostrar datos Febrero 2010
Mostrar datos Enero 2010
Mostrar datos Diciembre 2009
Mostrar datos Noviembre 2009
Mostrar datos Octubre 2009
Mostrar datos Septiembre 2009
Mostrar datos Agosto 2009
Mostrar datos Julio 2009
Mostrar datos Junio 2009
Mostrar datos Mayo 2009
Mostrar datos Abril 2009
Mostrar datos Marzo 2009
Mostrar datos Febrero 2009
Mostrar datos Enero 2009
Mostrar datos Diciembre 2008
Mostrar datos Noviembre 2008
Mostrar datos Octubre 2008
Mostrar datos Septiembre 2008
Mostrar datos Agosto 2008
Mostrar datos Julio 2008
Mostrar datos Junio 2008
Publique su taller

Últimos comentarios de este Blog

05/06/13 | 20:32: nenaemoxa dice:
que mal lo hisites
03/12/12 | 07:31: Elena A. Navaro (Falta tiempo para tanto decir) dice:
Muy bueno tu texto, sobre todo original, me gustó. Cariños Elena
08/10/11 | 16:16: suletrasmonte dice:
Maria del Carmen Lima: ¿¿Porque doy verguenza? No se preocupe quizá el comentario no le atañe a Ud. Además no se quien es Ud.je je...o es una de los tantos que borró la opción \\\"VOTA ESTE TEXTO\\\"
Vínculos
facebook
El Oráculo de la Recova El Oráculo de la Recova
Aventuras en la colonia de Buenos Aires

En El Oráculo de la Recova se suceden historias y aventuras entramadas con paisajes y pers... Ampliar

Comprar$ 28.00

Escuchá Radio De Tango

suletrasmonte


Aquí mostraré algunos de mis cuentos y /o por que no mis poesías.
Soy una aficcionada sin títulos habilitantes. Me gusta escribir y todas las ramas del arte. Sin cursos ni preparación. Solo ganas de que conozcan mis cuentitos


Escribí un comentarioEscribí tu comentario Enviá este artículoEnvialo a un amigo Votá este artículoVotá este texto CompartirCompartir Texto al 100% Aumentar texto

LOS AMIGOS



                                                     LOS AMIGOS

 

Los ojos se abren despacito y a través de un flequillo largo y castaño, miran todavía sin entender donde está, luego, poco a poco esos ojos parpadean y enfocan una repisa con libros, las ventanas con cortinas de florcitas chiquitas, el piso de madera oscuro y esos techos altísimos de las casas antiguas, van recorriendo esa gran habitación.  Tomás se despierta del todo desperezándose, bosteza y aparta las mantas de su cuerpo, formando un bollo a sus pies, se levanta de un salto y su mente entra en claridad junto con los rayos del sol, ya piensa en lo que va a hacer en su primer día de vacaciones.

Tomás tiene ocho años y desde que nació pasa las vacaciones en el campo con sus abuelos, es una estancia en decadencia, agobiada por hipotecas y créditos para sembrar trigo, que sabe de años mejores cuando su antiguo esplendor causaba admiración entre los lugareños.

Pero para Tomás esos problemas no existen porque es chico y no sabe todavía de la realidad de la gente adulta.

El solo sabe que los veranos suyos son mágicos, llenos de aventuras, de levantarse tempranísimo, tomar mate cocido con leche, correr a darle de comer a las gallinas junto a su abuela, luego recorrer la huerta con su abuelo y sacar los yuyos inservibles que crecen al lado de las lechugas y los tomates, todo es para él, esa naturaleza pródiga que le hace saciarse de mandarinas y naranjas, jugar e hundirse en parvas inmensas de pasto seco, andar a caballo montado en una yegua mansa llamada “Cocóa” debido al color de su pelaje, jugar a la escoba de quince a la noche y mil cosas más.

Lo que más valora Tomás es que para hacer todas esas cosas tan divertidas, tiene un amigo que vive en una casa cercana, una casa muy humilde, pero el no lo nota, se conocieron hace dos años y se convirtió en su sombra.

Por eso, ahora, mientras se levanta la bruma de la madrugada, y el rocío del pasto se seca con el calor del sol, Tomás y Juan, su amigo, están sentados en la puerta de la casita, charlando en forma animada.

-A mí no me dejan tomar mate –dice Tomás

-bueno, yo tomaba antes, pero ahora no me dejan, a veces cuando no me ven, tomo a escondidas –dice Juan

-¿Por qué será que las cosas que nos gustan a los chicos, los grandes no nos dejan hacer

-Porque ello creen que no nos hacen bien –se ríe Juan- igual que los morrones picantes, después nos duele el estómago.

Tomás estaba encantado de charlar con Juan porque siempre tenía respuesta para todo ¡Era muy inteligente!

Pasaban las tardes juntos, iban hasta el río a pescar, a veces tenían suerte y sacaban algún pescado, otras simplemente gozaban del calor en la hora de la siesta, matando a manotazos los mosquitos que les picaban los brazos y piernas, se bañaban en el agua cristalina y luego, cansados, con los pies sucios de barro volvían a la casa, donde casi siempre ligaban algún reto.

-¿Por qué nosotros no volamos cómo los pájaros?- pregunta Tomás

-¡No sé – dice Juan pero nosotros, los humanos hablamos y los pájaros no, podemos llorar cuando estamos tristes y reír cuando estamos felices.

-¡Sí! Pero ellos pueden ir de una ciudad a otra sin gastar dinero en el pasaje del colectivo o sin pagar la nafta del auto- exclama Tomás.

Y así tardes enteras, Tomás y Juan, charlaban, eran muy compinches y se cubrían uno al otro cuando hacían travesuras.  Vagaban por los sembrados, admirándose de que las semillas tan chiquitas produjeran plantas tan grandes cómo los maíces con sus choclos amarillos, los cuales comían en cantidad.  Se divertían fabricando espantapájaros de paja y ropas viejas para poner en la huerta del abuelo.

Un día a Juan se le cayó un diente de adelante, y cada vez que hablaba le salía un silbido que hacía reír con ganas a Tomás, guardaron el diente debajo de la almohada a ver si el famoso “Ratón Pérez dejaba algo. ¡Y dejaron! Plata, tres pesos.

-Vení,  vamos al pueblo a gastarlo en chocolatines –dijo Juan, que siempre era generoso y compartía todo lo que tenía con su amigo.

Pasó el verano y cómo todos los años se tuvieron que despedir, con nostalgia, sintiendo que cada invierno perdían algo de su ser con la separación, pero era tan grande el amor que se profesaban, que Tomás lograba que lo llevaran algún fin de semana al campo para ver a su amigo.

Y Juan, pobre Juan, siempre en el campo, en su humilde casita que sabía de inviernos duros y fríos, de manos heladas por la escarcha, de días de escaso alimento para el cuerpo, pero los recuerdos y las cartas de Tomás, que le contaba sus aventuras en la ciudad y el colegio, le alimentaban el alma, sintiendo la calidez de una amistad y una admiración que nunca creyó merecer.

Y fue el último verano de sus nueve años, cuando Tomás llegó al campo y fue a buscar a Juan, llegó a la casita y la vio más pobre que nunca, con la pintura descascarada y las ventanas desteñidas por el sol.  “Pecas” la perrita estaba cómo siempre, alerta y mostrando sus dientes, dispuesta a proteger sus dominios.  Tomás con sus brazos llenos de paquetes de regalo, se sentó en un banco de madera, esperando ansioso a su amigo.

Juan tardaba y tardaba, Tomás empezó a impacientarse, hasta que salió Elba de la casa, llevando a Juan de la mano, éste apenas podía caminar, tenía un bastón hecho con un palo grueso, su brazo izquierdo colgaba lacio, sin energías, su mirada era triste, llorosa, cuando vio a Tomás quiso decir algo, pero de sus labios torcidos y rígidos salió un lamento hondo y lastimero, se veía chiquito y mil arrugas le surcaban el rostro cómo cicatrices profundas, su camisa y bombacha de campo parecían flamear rodeando su esquelética figura, su escaso cabello se pegaba al cráneo débilmente, denunciando sin piedad los ochenta años que había vivido.

Tomás quedó muy impresionado y por un momento terrible sintió que había perdido a su amigo para siempre, pero ante un gesto de Elba, la hija de Juan, el niño se sobrepuso a su dolor y tomando la mano de su amigo le dijo:

-Vení Juan, vamos a sentarnos al sol para charlar, y atropelladamente empezó a contar sus novedades, sabiendo que Juan nunca más podría contestarle o contarle historias de su juventud cómo había hecho todos los veranos.

Pero no importa, Juan es su amigo de toda la vida, él va a hablar por los dos, y va a hacer cosas por los dos, porque lo que los une es fuerte ¡Es amor!

Había una magia entre ese anciano y el niño que no se rompería nunca, a pesar de la enfermedad y la vejez de uno y el candor y la inocencia del otro, conformaban una sociedad, dos seres con los mismos códigos, un dúo de niños, ya que Tomás nunca sintió que Juan fuera un anciano, ¡No! Para el fue un  compañero de andanzas, un ser igual que él ¡Otro niño!

-Yo hablo, y si estás de acuerdo, parpadea dos veces y sino, cierras los ojos -Dice Tomás

Y allí nomás empezó a contarle mil travesuras.  Y Juan volvió a confiar en el niño, no se entregaría, tenía por quien luchar, su amigo lo ayudaría, y tratando de sonreír, parpadeo firmemente dos veces…

 

 

                                                                          CAVALLERO Susana


Calificación:  Malo Regular Bueno Muy bueno Muy bueno - 3 votos  - Ingresá tu voto

Comentarios de nuestros lectores - Escribí tu comentario
11/02/09 | 20:44: Carmen dice:
Qué bueno el cuento "Los amigos". Me sorprendió hacia dónde los llevate para cerrarlo.Genial!!!
elenalab@hotmail.com
 
Últimas entradas del mes
06/09 | 20:27 NEGACION
23/09 | 14:01 AUSENCIA
05/09 | 18:46 UN DIA INSÓLITO
03/09 | 17:53 DECEPCIONES
30/09 | 15:09 UN DIA INSOLITO
16/09 | 14:36 GENERO DE VIDA
10/09 | 00:19 11 DE SEPTIEMBRE
29/09 | 12:08 MADRE DE CARNE Y HUESO
22/09 | 00:07 PRESENTACIÓN DE ANTOLOGÍA
20/09 | 14:55 P R M A V E R A D U L C E P R I M A V E R A


Radio La Quebrada Radio de Tango Indexarte Escribirte OccidentesEscuchanos
Noticias | Efemérides | Novedades | Ventas | Biografias | Textos | Audio | Recomendados | Entrevistas | Informes | Agenda | Concursos | Editoriales | Lugares | Actividades | Blogs | Foros | TiendaFundación | Letras de Tango I | Letras de Tango II | Contacto | Boletín
© 2006-2019- www.escribirte.com | Todos los derechos reservados   | Diseño Web | Canales RSSRSS